Viva Las Vegas

Hago el mea culpa, me tiro al suelo y suplico perdón, porque me desaparecí…pero, como ven, no fue para siempre. Un simple hiatus, que hoy se termina.

Para retomar, voy a hacer un viaje en el tiempo. Abril de 2015. Luego de un extenuante viaje desde Santiago hacia Los Ángeles, volamos con una amiga a Las Vegas. Este destino fue el primero que visitamos en la maravillosa “West Coast” y fue el inicio de mi primer viaje a Estados Unidos. El inicio de un amor que ha ido creciendo con el tiempo.

Así que, como dijo Elvis: Viva Las Vegas!

Continúa leyendo Viva Las Vegas

Anuncios

Por tu amor, Puerto Montt

Llegar de vuelta a Puerto Montt tuvo de dulce y agraz. Aquí finalizaban 3 meses de idas y venidas por distintos países y ciudades, se terminaban las horas en buses, escuchando música, las idas y vueltas a los aeropuertos, los cambios de moneda y los cálculos mentales, los paisajes nuevos, los viejos conocidos, la camaradería entre viajeros, etc., etc.

Cuando puse los pies en Santiago, no pude evitar pensar “Bienvenida, realidad”.

Continúa leyendo Por tu amor, Puerto Montt

La Ruta de los Siete Lagos

Desde el inicio de mi viaje estaba empeñadísima en conocer San Martín de los Andes. ¿Por qué? Ni idea. Como que tenía un antojo de conocerlo. Así que metiéndome y averiguando sobre el asunto descubrí algo que se llama la ruta de los Siete Lagos, que es un camino que une Bariloche y San Martín pasando por siete lagos, cuya panorámica es simplemente fantástica.

Yo me enamoré. Así, tal cual.

Continúa leyendo La Ruta de los Siete Lagos

(San Carlos de) Bariloche, queridoo~

No recuerdo haber llegado a Bariloche la primera vez que fui, hace casi 12 años atrás. Me acuerdo haber dormido en el bus con el resto de mis compañeras de curso y haber despertado muy temprano en la mañana en una bencinera…¿en Osorno? ¿Cerca de Osorno? Tengo varios recuerdos de lo que fue mi gira de estudios, pero nada de cuando llegué a Bariloche.

Ahora lo recuerdo con claridad absoluta. El lago Nahuel Huapi. Eso es lo que domina toda la escena al llegar a esta sureña ciudad de Argentina.

Continúa leyendo (San Carlos de) Bariloche, queridoo~

Una lluvia a orillas del Llanquihue.

Puerto Varas es una ciudad linda-linda. Su plaza, sus casas, sus árboles, todo te recuerda que estás en el sur de Chile. Representa, fielmente, un reflejo estético de “toda la magia del sur“, como dice una conocida marca de lácteos chilenos cuyo nombre no mencionaremos, porque a esta humilde servidora no le pagan por publicidad.

Una perla a orillas del tranquilo lago Llanquihue, Puerto Varas es una ciudad para descansar, para perder el sentido del tiempo, disfrutar y relajarse.

Y eso, Puerto Varas lo sabe.

Continúa leyendo Una lluvia a orillas del Llanquihue.

La Joya Magallánica.

Para mí Punta Arenas, aquella ciudad que por poco y no se cae del mapa, es un lugar con el que me conecto. Desde siempre me ha llamado y, por eso, mi meta es ser siempre capaz de volver. A disfrutar de su gente, de sus lugares y de la sensación de asombro que me produce esta ciudad al borde del Estrecho de Magallanes.

Continúa leyendo La Joya Magallánica.

Isla Grande de Tierra del Fuego.

No existirán nunca las palabras suficientes que puedan describir cabalmente a este lugar que simplemente es y, quizás, leyendo mi aventura por estas tierras logren entender por qué no hay nombres poéticos, ni descripciones teatrales para introducirla.

¿Un spoiler? No es necesario. Su nombre ya lo dice todo.

Continúa leyendo Isla Grande de Tierra del Fuego.