La Joya Magallánica.

Para mí Punta Arenas, aquella ciudad que por poco y no se cae del mapa, es un lugar con el que me conecto. Desde siempre me ha llamado y, por eso, mi meta es ser siempre capaz de volver. A disfrutar de su gente, de sus lugares y de la sensación de asombro que me produce esta ciudad al borde del Estrecho de Magallanes.

Mi segunda vez en Sandy Point (como la llamo, cariñosamente) estuvo un poco más movida que la primera. Aquella vez, en 2012, recorrí un poquito de la ciudad, pero siento que mi estancia aquí fue de paso, estaba más empeñada en mi visita a Puerto Natales y las Torres del Paine, que en lo que Sandy Point tenía para ofrecer.

Para redimir mi conducta anterior, esta vez estuve unos dos días en Punta Arenas. En resumen, recorrí un poco más la ciudad y, no contenta con eso, fui hasta la mítica Tierra del Fuego a ver pingüinos (si no ha leído mi post, aquí está).

IMG_0588_copia
¡Chocolate caliente!

Antes de cualquier cosa, quiero hacer una recomendación muy buena. La primera vez que fui a Punta Arenas, me recomendaron el Café Inmigrantes y en esa ocasión, no pude ir (Una agenda tan apretada). Sin embargo, el día que volví de Puerto Natales descubrí que el café quedaba muy cerca de mi hostal, así que agarré mi mochila y partí al lugar.

IMG_0589_copia
Se dan cuenta de que estaba en un lugar muy cute, ¿verdad?

Con la suerte que he ido comprobando que tengo, llegué justo antes de que se llenara. Y, oh, boy!, qué suerte la mía. Me pedí un chocolate caliente con malvaviscos y una torta para acompañar. Como comprenderán no alcancé a comerme la torta completa, porque era GIGANTE. Increíble lugar para comer. Vaya, dese el gustito. Usted se lo merece, porque usted lo vale (como dice una marca de belleza que no nombraremos).

IMG_8976_copia
Estos ángeles dan como susto O_o

Otro de los lugares que hay que visitar en Punta Arena es, sin duda, el Cementerio Municipal Sara Braun. Es un cementerio precioso, con sus pinos en forma de cono y con unos mausoleos impresionantes que son la razón por la cual este es un lugar que hay que conocer.

IMG_8958_copia
Los blocks de la gente como uno.

Creo haber escuchado alguna vez que los cementerios son el reflejo de los pueblos y, aquí, eso se nota. Por un lado, tenemos los grandes y artísticos mausoleos de las familias y/o comunidades poderosas. Construcciones elegantísimas, barrocas, que se alzan por entre medio de los pinos. Por otro lado están los nichos humildes y uniformes, donde descansan los restos de los otros, de los que dejan el lomo, día a día, en esta tierra difícil y exigente.

 

Si me preguntan, igual da como cosita caminar solita por acá. Como que no andaba nadie y el silencio era absoluto, interrumpido de tanto en tanto por el sonido de una sierra con la que estaban repasando los pinos.

 

IMG_8995_copia
El mausoleo piola de DON José Menéndez Menéndez.

¡Ah! Y una de las particularidades de este cementerio es la prueba tangible de las muchas comunidades de colonos que llegaron a esta zona. Si bien se conoce la zona de Magallanes por ser una zona de croatas, también vinieron en busca de buena fortuna muchos alemanes, ingleses, franceses e italianos.

IMG_9016_copia
Super ene cantidad de gente.

Mi siguiente destino fue, como no, la Plaza Muñoz Gamero de Punta Arenas. En día de semana y temporada baja, la plaza es un lugar muy tranquilo. Estudiantes caminando por aquí, por allá, gente que va a hacer algún trámite, algún abuelito sentado en una banca. Nada fuera de lo común.

Volví a la Plaza Muñoz Gamero, porque quería comentar el rito de darle el beso al pie del yagán. Dicen que cuando uno hace eso, se asegura de que va a regresar a Punta Arenas y, por si no les quedó claro, yo siempre haré lo que pueda por volver (Ya. Sí. Soy una #MagallanesLover. Me vuelvo independentista y Magallanes libre y asdf).

IMG_9029_copia
Sentémonos a tomar el té y a jugar bridge, dear.

También visité el Museo Regional de Magallanes, que se encuentra en el palacio Braun-Menendez. Cuando vayan a Punta Arenas, se darán cuenta de que los apellidos Braun y Menéndez se repiten bastante. Estas familias, una de origen ruso y la otra española, son un pilar fundamental, e hilo conductor, en la historia de Magallanes.

IMG_9038_copia
Me creo fotógrafa.

Visitar la mansión es internarse en un viaje al pasado, recordar una época distinta y, también, es vivir la época de oro de Punta Arenas. El matrimonio de Mauricio Braun y Josefina Menéndez unió a las dos familias más acaudaladas de Punta Arenas y los convirtió en los líderes, no solo de la ciudad, si no que de la región completa.

IMG_9042_copia
Quiero uno de estos en mi palacio, también.

Si son buenos para los museos, van a disfrutar mucho este lugar. Con un poco de imaginación, es fácil dejarse llevar y sumergirse en lo que podría haber sido el día a día de este lugar.

IMG_9065_copia
Sol, playa y en la arena (!)

Obviamente, una de las cosas que no pueden dejar de hacer es caminar por la Costanera de Punta Arenas y disfrutar de la vista del Estrecho de Magallanes.

IMG_9079_copia
Atardecer en la cancha de basketball.

Caminando por la Costanera me encontré con una cervecería artesanal. Se llama Hernando de Magallanes y solo la encontrarán aquí en Punta Arenas. Vale la pena visitarla y preguntar si les pueden hacer una visita guiada, para aprender del proceso. Yo, lamentablemente, no pude hacer la visita porque cuando pasé estaban realizando una tarea que requería de todas las manos disponibles. Así que si ustedes pueden, háganlo y me cuentan cómo les va.

Hablando de cervecerías tampoco pude visitar la Cervecería Austral (Me mato). La cervecería tiene visitas guiadas, pero tienen cupos limitados así que es mejor reservarlos con anticipación. Pueden preguntar por números de teléfono, email, señales de humo, en las oficinas del SERNATUR de Punta Arenas.

IMG_0626_copia
Hacía hambre antes de tomar la foto.

¿Y saben qué más? Hay un lugar muy, muy típico de Punta Arenas que fue elegido como la mejor “picada” de Chile en el año 2012 (Yo fui la primera vez cuando recién se habían ganado el premio) y que es un sueño de lugar para los fanáticos de la Universidad de Chile (Como yo). Su nombre es el Kiosko Roca y, como dicen por ahí, es un lugar al que hay que ir.

Sí sé que cuando uno nombra choripán con leche con plátano es como “WTF, dude?!”, pero les juro, cruz pal cielo, que la mezcla es extrañamente agradable. Imagínense esto: Pan hallulla del tamaño de un portavasos (más o menos), rellena con pasta de chorizo, calentito. Si quieren probar la experiencia completa pidan uno con pasta de chorizo y queso, también. Perdónenme el chileno, pero la hueá rica. Un diez. Y no hay nadie que me convenza de lo contrario. Y sí, obvio que con leche con plátano.

IMG_9087_copia
¡Qué se paren los azules!

Además, que el lugar completo sea una oda a la Universidad de Chile, le da puntos todo el rato. Tazones, banderines, calendarios e, incluso, una camiseta con firmas del plantel del 2012, se pueden encontrar decorando los rincones de esta humilde picada.

IMG_0623
Estrecho de Magallanes

Dada mi formación de lectora voraz, siempre leí lo peligroso que es el Estrecho de Magallanes. En los libros de historia, se contaba que recorrerlo requería de hombres de mar con las agallas, y experiencia, suficientes para sortear las épicas tormentas que hacían zozobrar a los navíos. Creo que esas historias me impresionaron demasiado y me las quedé para siempre, siendo imposible olvidarlas. Quizás es por eso que amo este lugar, porque me lleva a imaginar las aventuras y los peligros que atravesaban los viajeros y, quizás, por eso es que Punta Arenas me llama tanto la atención, porque este puerto es el refugio, la calma después de la tormenta, la confirmación de que sobreviviste y estás aquí. Quizás, en un sentido figurativo, Punta Arenas también significa eso para mí, el refugio donde voy a parar después de la tormenta.

 

 

Datos para Punta Arenas

  1. Para comer, tienen que visitar sí o sí: Café Inmigrantes y Kiosko Roca. También vayan al Café Tapiz (pidan el chocolate caliente), al Lomito’s (un local con las 3B que tenía un churrasco italiano bien bueno) y al Sotito’s Bar (este restaurant es fancy, así que los precios son acorde a eso) que si bien no los mencioné en este post, los recuerdo de mi primera visita a la ciudad.
  2. Otro dato de mi visita anterior, igual vaya al casino Dreams y suba al Sky bar a tomarse algo. Si no va en verano cuando se oscurece a la hora del pepino, vaya de día para poder apreciar la vista desde las alturas.
  3. Y un último dato de mi primera vez en Punta Arenas, visite el Fuerte Bulnes. No solo por lo histórico, si no que porque es realmente un lugar hermoso. En invierno era una postal increíble.
  4. Visite el Museo Regional de Magallanes, no solo por la arquitectura y el diseño, hágalo por la historia. Punta Arenas merece mostrarle lo que ha sido desde que nació. Además, en el subterráneo de la casa hay otras exposiciones y/o obras.
  5. Sobre la Cervecería Hernando de Magallanes, me traje dos cajitas con tres botellas (Roja, Negra y Rubia) por $13.000.
  6. Si gusta de comprar recuerdos, me recomendaron que el lugar para hacerlo es la Zona Franca. No vayan con las expectativas muy altas, sobre todo si ya han ido a la de Iquique. Queda un poco alejado del centro, pero se puede llegar en transporte público.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s