Isla Grande de Tierra del Fuego.

No existirán nunca las palabras suficientes que puedan describir cabalmente a este lugar que simplemente es y, quizás, leyendo mi aventura por estas tierras logren entender por qué no hay nombres poéticos, ni descripciones teatrales para introducirla.

¿Un spoiler? No es necesario. Su nombre ya lo dice todo.

Les dije que viajé a finales de mayo a Punta Arenas, ¿verdad? Hacía frío y en Puerto Natales me había atacado una neblina que congelaba hasta los huesos, pero también me tocaron días de sol brillante. No sabía qué me iba a deparar el tiempo en Tierra del Fuego, porque en esta época esto es como la ruleta rusa.

Contraté un tour en una agencia, frente a la Plaza de Armas de Punta Arenas, que me había recomendado el dueño del hostal en el que me alojé en Puerto Natales. Ellos me pasaron a buscar en la mañana a mi hostal y partí en dirección al puerto de Tres Puentes donde tomamos un ferry (gigante) en el que cruzamos el Estrecho de Magallanes en dos horas y algo de navegación.

A poco salir de Punta Arenas, entramos en una neblina de película de terror, lo que no auspiciaba nada bueno para el resto del día. Al salir a cubierta, algunas personas lograron divisar delfines, pero era muy difícil verlos con la neblina y el frío que congelaba hasta las ganas de vivir. Yo me mantuve adentro la mayor parte del tiempo, porque venía saliendo de un resfrío fuerte del que me preocupé para no terminar con neumonía o algo así.

IMG_8859_copia
¡Esos perritos vinieron a darnos la bienvenida!

Lo primero que nos recibió, una vez que tocamos tierra, fue una plaza con varios trabajos en madera sobre los Selk’nam . Aquí nos contaron un poco sobre la historia de este desaparecido pueblo indígena. Historia que pudimos profundizar un poco más visitando el Museo Municipal de Porvenir.

Antes de eso, pasamos a almorzar a una “picada” (literal), en la que creo que mi yo interno lloraba de felicidad al almorzar por $3.000 una hermosa y gigante merluza austral frita. En la vida había almorzado a las 11 am y en la vida había comido un pescado frito tan rico.

 

En el Museo hay mucho material sobre los Selk’nam y sobre la colonización de Tierra del Fuego: quienes fueron los primeros colonos que llegaron y cómo partió el negocio de las estancias. Aquí también uno termina por entender qué pasó con las comunidades indígenas y las matanzas, en nombre del progreso, de las que poco se habla en la Historia de Chile.

Seré muy sincera con ustedes que me leen. Si me preguntan qué pienso de Tierra del Fuego, sí, amé la inmensidad y vastedad de este lugar. Estoy segura de que es una tierra maravillosa, indómita y fuerte, pero creo que, personalmente, toda la historia de los Selk’nam me dejó un poco descolocada. Eso, pienso yo, empapó toda la visita de un sentimiento triste, de pérdida, de resignación mezclado con decepción. No con el lugar, si no que con los sucesos que tuvieron lugar ahí.

Desde Porvenir nuestra van tomó un camino costero y avanzó hacia el sureste, hacia el Parque Pingüino Rey ubicado en Bahía Inútil. Esta es una iniciativa privada de conservación de una colonia de pingüinos rey que llegaron en 2010 a establecerse al lugar y han hecho de él su casa. La entrada cuesta $12.000 y lo mejor es llevar efectivo, porque existe la gran posibilidad de que no haya señal y no se pueda pagar con tarjetas.

IMG_8878_copia
Si esperaban algo más glamoroso…

He amado a los pingüinos toda mi vida, así que estaba demasiado entusiasmada por verlos. Dejaré que las fotos hablen por si mismas, pero una aclaración antes de eso: los cafés son pingüinos crías/jóvenes…para que no se confundan y piensen que no son pingüinos.

Por si se lo preguntan, los pingüinos que están con la cabeza ladeada están así porque están durmiendo. Ahora, ya saben lo que es dormir como pingüino 😀

IMG_8952_copia
Igual es como irónico que la comuna se llame Primavera.

Después de muchas fotos (y mucho frío) seguimos camino, por el interior de la isla, hacia Cerro Sombrero. Un pequeño pueblo habitado, en su mayoría, por personal de la ENAP (Empresa Nacional del Petróleo) que se dedica a faenas de búsqueda y extracción, porque ¿sabían ustedes que en Magallanes existe explotación de combustibles fósiles? Así es. La producción es poquita, pero hay.

IMG_8956_copia
La plaza de Cerro Sombrero y, atrás, el gimnasio y la piscina.

Primero que todo, amé el nombre del lugar. No podemos negar que Cerro Sombrero suena tierno. Segundo, es un pueblo enano, pero pueblo al fin y al cabo. En su placita minúscula tenía un carrito que vendía papas fritas y completos (para los que pertenecen al Team Gorda Lechona, como yo). Tiene también piscina temperada, gimnasio, farmacia, etc. A pesar del frío y la niebla y lo lejos que están de todo, la 700 personas que viven aquí (Cifra aproximada) se adaptan y viven su vida.

El regreso a Punta Arenas, lo hicimos a través del cruce de Punta Delgada en el extremo norte de la isla grande de Tierra del Fuego, es un ferry pequeño en el que no es ni siquiera necesario bajarse de la van para subir a él y no nos demoramos más de media hora en cruzar. Dada la época del año, ya era de noche cuando llegamos al cruce y el resto del viaje se realizó en ese silencio típico proveniente del cansancio.

De todas maneras Tierra del Fuego es una experiencia que hay que tener en la vida. Yo, como siempre, pretendo volver en una época más amigable, porque siento que este lugar tan poco conocido y explorado tiene mucho por ofrecer. Quiero volver para verlo con otros ojos, con ojos de exploradora.

Tierra del Fuego es y siempre será un lugar magnético para mí, que siempre me han llamado la atención los lugares inmensos, con aire de desolación y que se encuentran al borde del mapa, por eso sé que esta es una historia inconclusa, que mi pequeño recorrido por esta isla es eso: un pequeño recorrido, una pequeña vista de lo que es en realidad este lugar.

 

Datos para Tierra del Fuego

  1. Lleve efectivo. Más vale prevenir que curar y le aseguro que no querrá quedarse sin un peso en estos lares, porque si no es en Porvenir, le aseguro que no va a encontrar cajero de donde sacar plata.
  2. Los espacios son muuuy abiertos, así que sí o sí le va a tocar viento. Lleve abrigo, porque no le va a sobrar.
  3. Llevar lo justo y necesario desde Punta Arenas, porque los precios de la Isla amenazan con ponerse cada vez más caros a medida que uno se va alejando de Porvenir.
  4. Puede hacer como yo y contratar un tour que lo lleve a recorrer lo más importante de Tierra del Fuego. Si quiere aventurarse por su cuenta, le recomiendo planear bien el viaje, porque aunque no lo crean las distancias entre poblado y poblado son muy largas.
  5. Siguiendo con el punto anterior, Tierra del Fuego es una isla compartida entre Chile y Argentina (por decirlo de alguna manera). Así que si andan con tiempo y plan de aventuras obvio que tienen que darse una vuelta por el lado Argentino de la Isla.
  6. La entrada al Parque Pingüino Rey tiene un costo de CLP 12.000. Para mayor información de la iniciativa y otros, haga click aquí.
  7. Si mi memoria no me falla, la picada del almuerzo se llama La Maskada y está en Porvenir. Es un local chiquito, así que si quieren darle una chance, pasen tempranito.
  8. Más información sobre el ferry, valores y demases, aquí.
Anuncios

2 comentarios en “Isla Grande de Tierra del Fuego.

  1. Adoré este post. Tierra del Fuego me parece un lugar maravilloso, con mucha historia por conocer y con muchos lugares bellos que visitar.
    Qué decir de los pingüinos… simplemente bellos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s