Parque Nacional Los Glaciares: El Reino del Hielo.

¿Cómo comenzar uno de los post que más había esperado escribir en el año? Podrían pensar que ya lo tenía todo planificado, cada palabra que iba a escribir y cada foto que iba a subir, pero lo que mi cerebro no para de gritar es: ¡CAMINÉ SOBRE UN GLACIAR! ¡CAMINÉ SOBRE UN GLACIAR! ABSOLUTELY MINDBLOWING!

Y lo que más recuerdo de ese momento es mi sonrisa de oreja a oreja, porque no lo podía creer y estaba haciendo algo que me hizo increíblemente feliz.

A través de mi hostal contraté un mini-trekking en el Parque Nacional Los Glaciares, así que mi día comenzó a las 08.30 am, cuando aún estaba oscuro por esta zona del mundo. Me vinieron a buscar al hostal, pasamos a buscar a algunos otros pasajeros que estaban en hoteles cercanos y llegamos al lugar donde un bus nos esperaba para trasladarnos al Parque.

IMG_8666_copia
Lo que quedó de la fractura de marzo 2016.

La guía que nos acompañó en esa hora y media de viaje nos contó algunos datos importantes sobre el Parque, sobre el Lago Argentino y sus brazos, y sobre los glaciares que hay, de los cuales el más famoso es el Perito Moreno. También nos instruyeron en las especies de flora y fauna de la región y el tipo de clima que hay en la zona. Y, además, nos contaron todos los detalles sobre la fractura del puente que conecta al glaciar con la península que hubo en marzo y es todo un espectáculo…¡qué se da cada 4-5 años!

Tuve suerte en esta ocasión pues, si mal no recuerdo, el día que yo fui era el penúltimo o antepenúltimo que salían de excursión y daban por terminada la temporada. Después se hacen tours, pero ya no incluyen caminatas sobre el glaciar.

Al llegar a la entrada del Parque, subieron unos chicos guardaparques al bus a hacer el respectivo cobro de la entrada al parque y, además, te entregan un folleto con la información correspondiente.

IMG_8649_copia
Sí, eso allá a lo lejos, medio blanco, es el glaciar =)

La primera parada dentro del Parque fue en un mirador desde donde haces el primer avistamiento de lo que es el glaciar Perito Moreno. Con una fina lluvia de compañía, la primera vista es asombrosa, sobre todo si nunca has visto un glaciar. Yo estaba tan feliz que lo único que quería era saltar por todos lados de la pura emoción.

IMG_8664_copia
¡Es herrmoooso! (Léase con voz de Agnes en Mi Villano Favorito) 

Seguimos camino hacia un puerto chiquito, donde nos subimos a un barco que nos llevó cruzando el brazo Rico del Lago Argentino. Y como ya estábamos más cerca, podíamos oír cómo crujía y sonaba el glaciar por dentro. La verdad es que el sonido da un poquito de susto, como que se fuera a venir todo abajo, pero no pasa nada.

Llegados a tierra otra vez, realizamos una caminata corta hacia el refugio donde dejaríamos nuestras cosas. Lo ideal es ir lo más liviano posible a la zona del glaciar, para evitar la incomodidad y tener ojalá, las manos libres para caminar seguro. Yo dejé mi mochila con mi comida y al glaciar me llevé mi pasaporte, mi cámara y mi teléfono.

IMG_8673_copia
¿Obsesionada yo? Naaah.

Después, caminamos otro poco por la orilla del Lago Argentino para llegar a las casetas donde te ayudan a ponerte los crampones (para caminar en el hielo). En esa caminata alcancé a ver el final de un desprendimiento grande de hielo del glaciar, no pude grabarlo, ni siquiera tomar una fotografía. Recuerdo exactamente como sonó el glaciar cuando los hielos se fracturaron y tengo grabado en la retina los pedazos de hielo cayendo y, luego, el agua que saltó hacia todos lados.

Nos dividieron en grupos pequeños de 11 personas y dos chicas nos acompañaban en el camino. Una al principio, oficiando de guía, y otra al final para ir monitoreando y ayudando a quienes pudiesen tener problemas.

Al principio es raro caminar con los crampones, porque hay que pisar con fuerza para que se enganchen bien al hielo. Si no, existe riesgo de resbalarte y caerte. Así que el lema en esta ocasión era: “Lento, pero seguro”.

La experiencia es surrealista y, en realidad, no hay palabras en el mundo que puedan explicarlo (o, al menos, yo no puedo). Debe ser la emoción, porque no es cosa de todos los días que CAMINAS ARRIBA DE UN GLACIAR.

IMG_0540_copia
¿Peluca? ¿Al seco? Ignoren mi parecido a Rodolfo, el reno, con la nariz roja.

Al final de la travesía (jaja!) se viene el whisky de la victoria, con hielo de glaciar. Un salud por los que vivimos la experiencia. Una pequeña anécdota es que viendo esta foto recuerdo a todos los argentinos medio defraudados porque ellos querían fernet en vez de whisky, jajaja.

Y si ustedes creen que eso es todos, pues les digo que están muy equivocados. Este tour, además, trae una caminata por las pasarelas del Parque que dan hacia el glaciar. Así que una vez almorzados y cruzados de vuelta a la península Magallanes, partimos recorriendo las pasarelas.

IMG_8741_copia
¡Qué belleza! ¿Cómo alguien se aburriría viendo esto?

A esa hora, con el sol de la tarde que brillaba con toda la fuerza del mundo, creo que saqué las fotos más bonitas de este viaje. Juzgue usted.

Si me preguntan, creo que de todo este viaje este fue el punto más alto. No me podría haber emocionado más con este lugar, con esta naturaleza y con estas maravillas. Esta es una experiencia que me repetiría todas las veces que sean posibles, porque estas vistas no son algo de lo que te puedes cansar.

En lo personal, esto reafirma mi intención de ayudar y hacer todo lo posible para que estas maravillas naturales no desaparezcan. Hoy en día, el desarrollo y la industrialización han traído consigo su lado negativo: la devastación del medio ambiente. Sin embargo, aun no es demasiado tarde y aunque cada uno de nosotros no pueda hacer mucho por sí solo, si nos unimos tendremos la fuerza suficiente para generar cambios. El futuro está en nuestras manos.

 

Tips para Parque Nacional Los Glaciares.

  1. La compañía con la que contraté este mini-trekking es Hielo y Aventura. Recomendables 100%. Valor de la gracia: 1.500 pesos argentinos. Incluye los traslados, implementos para la caminata (crampones) y el whisky de celebración.
  2. Si no llevas tus guantes, la empresa te presta. Son obligatorios no por el frío, sino que porque te puedes cortar con el hielo.
  3. La entrada al Parque Nacional Los Glaciares se paga aparte y para extranjeros cuesta 330 pesos argentinos, los que hay que llevar en efectivo (No se puede pagar con tarjeta).
  4. El tour no incluye almuerzo, pero basta con llevar un buen sandwich, galletas, etc. Una colación que no pese mucho en la mochila.
  5. Existe la opción de contratar el mini-trekking sin traslados, pero no creo que valga la pena.
  6. Como yo contraté el tour a través del hostal, puede que me haya salido más caro de lo que en realidad cuesta. Si tienen tiempo, hagan las averigüaciones correspondientes antes de.
  7. La aventura te toma el día casi completo, así que no planifiquen nada más para ese día. Además, con lo cansados que van a llegar…les juro que no les van a quedar ganas de hacer nada más que tirarse en la cama.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s