Salar de Uyuni: Maravilla altiplánica.

Hay una sola palabra que se puede decir sobre este lugar: indescriptible. Salar de Uyuni y sus alrededores es algo que hay que vivir. Y si son dados al turismo aventura, no se van a arrepentir nunca de hacerlo, porque debe ser una de las experiencias más increíbles del turismo en América Latina (¡Viva!)

En este post les contaré del día uno de mi excursión por estos lados de Bolivia, para que la lectura les resulte liviana y para poder entrar en algunos detallitos que pueden ser relevantes si están pensando en hacer este viaje. 

Existen muchas alternativas para recorrer el Salar de Uyuni. Tours por el día, de 3 días/2 noches, tours para ver el atardecer, el amanecer, las estrellas en el Salar, etc., etc. Llegando a Uyuni pueden tomarse el tiempo de ir y visitar a los distintos operadores y ver qué les ofrecen, dependiendo de lo que realmente quieran ver y sentir. Dicen que es mejor llegar allá, comparar y negociar los precios. Yo, como tengo el síndrome del obsesivo compulsivo, lo dejé reservado desde La Paz y tomé el típico tour de 3 días/2 noches con Esmeralda Tours que cumplió con todo lo que prometió, así que se las recomiendo.

Los tours de 3 días/2 noches son básicamente lo que sigue: Cementerio de Trenes, Colchani, Salar de Uyuni, isla Incahuasi, desierto de Siloli, desierto de Dalí y miles de lagunas. La verdad es que no es tanto que ver, pero las distancias entre un sitio y otro son largas, así que da para llenar esos 3 días.

El día uno comienza a eso de las 10 am, en el ¿centro? de Uyuni, donde se arma el grupo de gente para partir y adentrarse en el salar. Los grupos son de 6 personas más el conductor de la Toyota Land Cruiser (es como EL modelo de camioneta que hay) que, además, las hace de guía. Mi grupo fue muy multicultural, íbamos dos españoles, una francesa, un alemán y un italiano que vivía en Alemania desde pequeño (Sí, aquí yo. Represent, Latinoamérica).

IMG_7144_copia
La selfie del viajero loner…y la gente…y los trenes.

La primera parada del tour está apenas a unos 20 minutos de Uyuni y es el Cementerio de Trenes. Si bien tiene ese aire nostálgico y de abandono propios de un cementerio, no es la gran cosa, son un par de trenes arrumbados en las vías a punto de desaparecer. La parte muy muy mala de esto es que está muy lleno de gente, así que hay que tener paciencia para lograr una toma donde no salgan otras personas posando para sus respectivos fotógrafos.

Segunda parada del tour. Pueblo de Colchani, no tengo fotos. Este pueblito miniatura vive de procesar la sal del salar…y del turismo. Así que puedes llevarte sal del salar, sal procesada del salar, esculturas de sal, figuras de sal, entre otros souvenirs. También Colchani es la última oportunidad de abastecerte antes de entrar a la nada, así que si se te olvidó comprar agua o si quieres llevarte un par de galletas para matar el hambre en los viajes, es el momento (Ojo, que te saldrá caro).

Y llegamos, al fin, al Salar de Uyuni. En principio es impactante ver el cambio de color a un blanco brillante e interminable. Infinito. En esta ocasión, como viajé en temporada de lluvias, pudimos visitar una parte del salar en la que aún había agua, así que ahí tomamos esas espectaculares imágenes del cielo reflejado que son tan propias de este lugar y donde definitivamente se borran los límites.

Almorzamos en un comedor gigante que utilizan todos los guías y que pertenece a un hotel de sal, cerca de donde se construyó el hito del rally Dakar. La comida la traen cocinada y caliente desde Uyuni y nuestro guía-conductor Carlos arregló todo: la mesa, las ensaladas, cubiertos, vasos, aderezos, etc.

IMG_7188_copia
El multicultural grupo escapando 

Después del almuerzo y de reponerse el bloqueador solar y el bálsamo en los labios partimos más adentro del salar donde nos adueñamos de un sitio donde pudimos disfrutar en soledad de las fotos con perspectiva. Estuvimos un buen rato intentando que las fotografías salieran como queríamos y Carlos también se río de nosotros, pero nos ayudó.

¿Se dieron cuenta de lo blanca que estaba la sal? Recién lavada por la lluvia. En la época seca tiende a verse café por el paso de las camionetas que arrastran la tierra 😦

IMG_7214_copia
Los cactus igual son como increíbles de altos.

El siguiente punto es la Isla Incahuasi. Una isla al medio del salar que está llena de cactus gigantes y desde la que tienes una vista en 360° del salar. El  nombre de isla está bien puesto, porque una vez que subes es somo si fueras el náufrago o algo así, hasta la sal en las orillas parece la espuma que queda después de una ola. Aquí hay que hacer un poco de esfuerzo físico, porque te toca subir por un camino/escaleras de piedra y a 3 mil y tantos metros sobre el nivel del mar no es fácil, pero tomándolo con calma, descansando y manteniéndose hidratados no será un problema. Así que sin susto, mis queridos lectores, a ponerle con todo.

IMG_7248_copia
Sin palabras.

La guinda de la torta es ver el atardecer en el salar, en absoluto silencio. No puedo describirles lo que pensé, sentí y viví en esa gloriosa hora que estuvimos ahí, pero sí les puedo decir que es una de las experiencias más lindas de mi vida.

El día llega a su fin, después de un viaje de unas 2 horas en completa oscuridad y literalmente recorriendo la nada, con nuestro arribo al hotel de sal (¡sin fotos!) donde pasamos la primera noche. Primero que todo, con respecto al viaje, por un momento pensé que estábamos perdidos, porque no llegábamos nunca y NO HAY caminos delimitados. Los conductores siguen las huellas que han ido quedando de tanto pasar por ahí. Pero no, no estábamos perdidos, solo teníamos que llegar lejos. Segundo, de verdad todo es de sal, lo prometo. Las camas, las mesas, las sillas, ¡el piso! También este es el lugar donde comimos por la tarde (salchipapas). Y un dato del lugar: por 10 bs puedes darte una ducha con agua caliente.

 

Datos para el día uno.

  1. Tienen que llevar sí o sí bálsamo labial. Si no lo haces, se te secarán los labios y morirás de dolor cuando tengas que sonreír.
  2. Otros básicos: Bloqueador solar, lentes y agua.
  3. Dejan como opcional el llevar o no saco de dormir. Yo no llevé y tampoco lo arrendé (sí, los operadores turísticos te arriendan sacos de dormir) y no lo eché de menos para nada. Los lugares donde dormimos estaban bien aislados y no se sentía el frío altiplánico.
  4. No lleves comida para alimentar a un regimiento. Lleva cosas para compartir con el grupo, galletas, papas fritas, snacks.
  5. Si quieren pueden llevar ustedes sus propias figuras para hacer las fotos con perspectiva (Si hubiese tenido a algún Iron Man de Funko…), pero los guías en general también andan con figuras por si acaso.
  6. Lleva dinero en efectivo, porque hay entradas a algunos lugares que NO van incluidos en el precio del tour, como el de la Isla Incahuasi, por ejemplo. Y no, no se preocupen porque las agencias de turismo te dicen qué va incluido y que no.
  7. Anda siempre con una botella pequeña (máximo de 1 lt) para tu consumo personal y tenerla a mano en la camioneta. La puedes ir rellenando durante la travesía con los bidones de agua que seguro comprarás para el viaje completo.
  8. Si te desagrada mucho el polvo/tierra o la sensación de ella (como a mí), sería bueno que te llevaras unas toallitas húmedas o algo así. Te ayudará a sentirte mejor mientras no tienes acceso a un lavamanos para sacarte la capa de tierra que te quedará encima cuando a alguien se le ocurra abrir una ventana de la camioneta mientras anda.
  9. Dato para las chicas: los baños son escasos y no son gratis. Yo creo que esto es pura discriminación de la naturaleza con una que tiene vejiga chica y no puede andar haciendo pipí en cualquier lado.
  10. Toma la ducha de la primera noche. Será la única ducha que verás en un par de días 😦
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s